“En los últimos días, se ha dicho en redes sociales, que yo apoyo el alza de las tarifas de Energía, sobre  lo  cual debo decir con vehemencia y muy enfáticamente  es totalmente falso. No faltaba más yo me pusiera del lado de las empresas,  para perjudicar a los ciudadanos de mi región.  En lo que si fui muy clara es que el Gobierno pese a las ineficiencias de las empresas de energía,  debe garantizar la continuidad del servicio, pues no solo es un  derecho fundamental sino que es una obligación  constitucional.

A la gente le debe quedar claro, que la decisión del alza de las tarifas de los servicios públicos, es una decisión unilateral, autónoma del Gobierno Nacional,   y  lo que no podemos compartir, es que los contribuyentes tengamos que subsidiar las utilidades de estas empresas y nos cobren  sus errores.

Aquí tenemos que revisar el papel que ha venido desempeñando la superintendencia de servicios públicos y la comisión de regulación de energía y gas, que supuestamente están creadas para regular el mercado y proteger a los usuarios de los abusos de las empresas, tarea que quedó en evidencia no han cumplido, y que tiene una  gran incidencia en la responsabilidad de esta crisis,  y finalmente, terminan los usurarios pagando los platos rotos de la  irresponsabilidad de las empresas y  la mala gestión de las entidades que las controlan ”