#NiConElPétaloDeUnaRosa

Bogotá. D.C., abril 3 de 2014 (Prensa senadora Teresita García). Hace pocos días se conoció la aterradora historia de Tatiana Fandiño, una joven de 23 años que apareció descuartizada dentro de una maleta en un basurero de Kennedy, en el sur de Bogotá. Con este, ya son tres los casos similares que se han registrado en los últimos 4 meses en la capital del país, señaló la senadora Teresita García (Partido Opción Ciudadana).

La legisladora agregó que es una forma de feminicidio, que la sociedad está en la obligación de rechazar, “tenemos que concientizarnos de que hechos aberrantes como este, tienen que ser condenados. La justicia tiene que actuar de forma rápida y eficaz, para dar con el autor del crimen y judicializarlo, cuanto antes”, reiteró.

También volvió a salir a la luz, otros de los ataques más infames en contra de los seres humanos, como el de ataque con ácidos. La primera víctima fue Natalia Ponce de León, de 33 años. El hecho también ocurrió en Bogotá, esta vez al norte de la ciudad.

Hoy, a menos de una semana, un hecho similar ocurrió en la localidad de Engativá de Bogotá. Sorleny Pulgarín, una joven de 23 años, habría sido atacada con ácido, por la propietaria de la casa donde vive.

“Aunque ya existe una ley, recientemente aprobada, que castiga a estos agresores, considero que es necesario el aumento de penas. Actualmente con la ley 1639 de 2013, quien comete este tipo de delitos se enfrenta a una pena desde seis años de cárcel o hasta 15 años, si la agresión es contra el rostro o el cuello.

Es claro que se debe hacer una pedagogía de la ley, para que todos los colombianos sepan a qué se enfrentan en caso de cometer este delito, pero más allá de esta enseñanza, hay una pregunta que surge y es ¿están siendo suficientemente controladas las ventas de químicos empleados para este tipo de ataques? La respuesta es no, por eso considero primordial la creación de una norma que regule su venta.” Afirma la parlamentaria.

Colombia es el país que más registra ataques como este. Según medicina legal, desde el año 2004 se han denunciado 926 casos. De ellos, 565 fueron en contra mujeres y 361 contra hombres.

“Estos son solo tres casos de violencia contra la mujer que evidencian que no hay distinción de raza, nivel económico, educativo, ni de ningún tipo en contra de las víctimas. Estoy plenamente convencida que la educación y formación de valores desde los hogares, sigue siendo un eje fundamental para que hechos como este no sigan presentándose” puntualizó la senadora García.